Google +

Anse y Adepa piden un expediente sancionador a la Dirección General de Cultura por San Ginés de la Jara

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Sra. Carmen Batres Marín-Blázquez,

Dirección General de Bienes Culturales 

C/Alejandro Seiquer 11,2º.

30001 Murcia

 

Cartagena, 13 de junio de 2014

 

Los abajo firmantes, JUAN-MIGUEL MARGALEF MARTINEZ, en representación de la ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL PATRIMONIO DE CARTAGENA, a partir de ahora ADEPA, y PEDRO GARCIA MORENO en representación de la ASOCIACIÓN DE NATURALISTAS DEL SURESTE, a partir de ahora ANSE,[1] comparecemos ante VI. máximo responsable de la conservación del Patrimonio Histórico de la Región de Murcia, para exponerle la situación en la que se encuentra en la actualidad el Bien de Interés cultural “Monasterio de San Ginés de la Jara” e informarle de los siguientes hechos:

 

1º Desde el año 1994, en que se impuso por la Dirección General de Cultura una sanción por incumplimiento del deber de conservación al anterior propietario del monasterio de “San Ginés de la Jara” y se realizó una ejecución subsidiaria de urgencia a cargo de la propia Dirección General, que más tarde fue reembolsada por el propietario sancionado; hasta el día de la fecha de este escrito han transcurrido veinticuatro años durante los cuales no se han ejecutado intervenciones arquitectónicas de importancia en “San Ginés de la Jara”, que paralizaran su ruina.

 

2º Entre 1994 y 2006 se esbozaron algunos proyectos de restauración del edificio, que acabaron en fiasco y que solo sirvieron para retrasar nuevos requerimientos por parte de la administración competente y nuevas sanciones. Ignoramos siquiera si algún requerimiento llegó a producirse durante tantos años.

 

3º En el año 2006 el Ayuntamiento de Cartagena y la empresa HANSA S.A acordaron el desarrollo de un nuevo proyecto urbanístico denominado “NOVO CARTAGO”, en el marco del cual el Ayuntamiento de Cartagena aceptaba la propiedad el edificio del Monasterio de San Ginés de la Jara y su entorno inmediato, y la empresa HANSA URBANA S.A se comprometía a restaurar dicho edificio por un valor de 1.581.632,02 euros, en tanto que compromiso complementario del urbanizador (Anexo 1).

 

 

 

4º Una parte de dicho acuerdo se cumplió y el Ayuntamiento de Cartagena recibió el monasterio y su entorno inmediato y lo inscribió en el registro de la propiedad. Con ello el Ayuntamiento de Cartagena se convirtió en propietario del mismo con todas sus cargas y gravámenes, especialmente, las derivadas del avanzado estado de ruina en que se encontraba el edificio en aquella fecha.

 

5º Sin embargo y a pesar de disponer de la licencia de obras pertinente (MA2007/303, aprobada el 4 de abril de 2007) y de la autorización del proyecto por parte de es misma Dirección General, la empresa HANSA URBANA S.A demoró durante cinco años su compromiso de ejecución de la obra. (Anexo 2)

 

6º El 30 de diciembre de 2011 el Director General de Cultura, D. Francisco Giménez Gracia, recordó al Ayuntamiento de Cartagena los deberes que como propietario del BIC le concernían en función de lo establecido en la ley 4/2007 de 16 de Marzo de Patrimonio Cultural de la Comunidad Autónoma de la región de Murcia (Nº de registro 13141/2011). Sin embargo, transcurridos más de tres años desde este aviso y a pesar de las dilaciones y demoras de la empresa y del Ayuntamiento de Cartagena, no se ha instruido, que sepamos, ningún expediente sancionador desde 1994.

 

7º Ante tan larga demora en la ejecución de las obras autorizadas en 2007 y ante la pasividad del Ayuntamiento de Cartagena, que tampoco había urgido formalmente la ejecución del acuerdo a la empresa; el 21 de marzo de 2012, ADEPA requirió formalmente al Ayuntamiento de Cartagena para que abriera la vía administrativa e iniciara un expediente sancionador a fin de cumplir sus obligaciones como propietario de una parte del BIC “San Ginés de la Jara” y como administración colaboradora de la Dirección General de Bienes culturales de la Región de Murcia para, de ese modo, evitar la ruina y expolio del BIC. (Anexos 3 y 4)

 

Dicho expediente en su fase informativa habría permitido evaluar la situación real del BIC y sus necesidades de restauración y habría facultado, si hubiera sido atendido, al Ayuntamiento de Cartagena para reclamar primero a la empresa HANSA S.A. sus obligaciones urbanísticas y para actuar urgente y subsidiariamente después en San Ginés de la Jara, paralizando así eficazmente la ruina del monumento, cuando aún se estaba a tiempo y no existía ningún contencioso penal ni administrativo que afectara al convenio urbanístico, como ha sobrevenido posteriormente.

 

Sin embargo, el requerimiento de ADEPA fue ignorado flagrantemente en todos sus aspectos:

 

    1. a)en lo que se refiere al propio monasterio y a su entorno inmediato, con respecto a los cuales el Ayuntamiento de Cartagena se limitó a hacer vagos, estériles, contradictorios e informales requerimientos a la comercial Hansa S.A, que los desatendió conscientemente, como se argumenta en el contencioso 93/2013, que mas tarde interpuso la empresa;
    1. b)en lo referente a las Ermitas del Monte Miral, a cuyo propietario habría podido dirigirse el Ayuntamiento en virtud de sus competencias urbanísticas y en su condición de entidad colaboradora de la Dirección General de Bienes Culturales en materia de Patrimonio histórico.

 

De este requerimiento formal al Ayuntamiento de Cartagena fue informada esa Dirección General de Bienes culturales el 27 de marzo de 2012. (Anexo: 4)

 

8º Sorprendentemente, con fecha 16 de febrero de 2102 el Ayuntamiento de Cartagena otorgó una nueva licencia de obras (UBMA2012/000012) a la comercial Hansa Urbana para que realizara obras de urgencia de reparación de puerta y tapiado de huecos en el muro perimetral del recinto del monasterio, realización de vallado perimetral interior de postes y malla metálica y el relleno de las catas arqueológicas abiertas en el entorno del edificio.

 

Llama la atención que el Ayuntamiento obviara el incumplimiento de su licencia de obras de 2007 y que no aprovechara esta nueva licencia para recordar a la empresa el incumplimiento de la primera licencia y la obligación de restaurar el monasterio, cuya restauración era responsabilidad de la empresa, según argumentaba el Ayuntamiento ante la opinión pública y a pesar del requerimiento directo que le había hecho la Dirección General de Cultura, máximo órgano autonómico en la materia, el 30 de diciembre de 2011. La empresa ejecutó concretamente lo que se le solicitaba en esta licencia, e inició una lenta actuación en el ala este del monasterio con un equipo de apenas un par de personas (Anexo 5)

 

9º El 27 de abril de 2012 la Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Cartagena (Anexo 6) acordó a propuesta del concejal delegado del área de urbanismo, Patrimonio y Medio Ambiente, reclamar a Hansa Urbana S.A. el cumplimiento del acuerdo urbanístico aprobado el 20 de abril de 2006, correspondiente al Área de suelo urbanizable sectorizado de San Ginés de la Jara y las condiciones de la licencia de obras MA2007/303 aprobada el 4 de abril de 2007. En virtud de la licencia, las obras debían haber sido ejecutadas en 24 meses y comenzar en el plazo de seis meses a partir de la fecha de aprobación. (Anexo 6)

 

Los detalles concretos de la propuesta del Concejal de Urbanismo fueron :

 

 

10º Mientras tanto ANSE interpuso un contencioso administrativo, pero en el mismo no se acordó la paralización de trámites de urbanización ni la suspensión de los acuerdos.

 

11º Al no haber recibido respuesta a su escrito de 21 de Marzo de 2012 (Anexo 4), el 2 de julio de 2012, ADEPA volvió a dirigirse nuevamente al Ayuntamiento de Cartagena en virtud del articulo 43 de la ley de procedimiento administrativo, solicitando certificado del acto presunto que hubiera recaído en su solicitud de apertura de expediente para San Ginés de la Jara, así como el vencimiento del plazo y los efectos de la falta de resolución. (Anexo 7)

 

La respuesta del gerente de urbanismo, D. Jacinto Martínez Moncada fue obviar la petición de expediente sancionador y remitir el acuerdo de la Junta de gobierno local de 27 de abril de 2012 antes citado. Es decir, se nos transmitió el acuerdo de la Junta de gobierno que hacía referencia a los acuerdos contractuales entre el ayuntamiento de Cartagena y la comercial HANSA y a la licencia de obras incumplida, pero no se instruyó ningún expediente específico en el que se investigara la situación del Bien de interés cultural que al parecer era totalmente irrelevante. (Anexo 8)

 

12º Con fecha 7 de septiembre de 2012 y 13 de marzo de 2013, respectivamente, los defensores del pueblo regional y nacional, a instancias de particulares, se interesaron por la situación del Monasterio y recordaron expresamente al Ayuntamiento de Cartagena su obligación de intervenir en San Ginés de la Jara independientemente de los compromisos mercantiles que pudieran tener al respecto. Concretamente en el escrito de 13/03/2013, que se adjunta como anexo, se decía (Anexo 9)

 

 

 

 

Dichas diligencias concluyeron posteriormente por parte de la Defensora del Pueblo nacional, la Sra. Soledad Becerril, dándose por satisfecha con la información facilitada por el ayuntamiento. A pesar de que la información que le había facilitado el Ayuntamiento de Cartagena consistía en el convenio urbanístico de Hansa (Que la empresa ya estaba incumpliendo, por cierto) y en el compromiso de supervisión por parte de un arquitecto municipal del estado del Monasterio, que tampoco comprometía a nada como veremos a continuación .

 

13.- Con fecha 7 de diciembre de 2012 (Anexo 10) ADEPA se dirigió nuevamente al Concejal delegado de urbanismo, D. Joaquín Segado, para recordarle:

 

1º la petición reiterada de comparecencia de ADEPA en el expediente, que no ha sido autorizada en ningún momento;

2º para recordarle que el acuerdo de la Junta de gobierno de 27 de abril establecía unos plazos muy precisos que no se estaban cumpliendo;

y 3º solicitando la ejecución subsidiaria a la que se había comprometido la Junta de Gobierno local.

 

14.-Con fecha 24 de junio de 2013, es decir, un año después de haber sido instada por el Ayuntamiento de Cartagena a actuar en San Ginés de la Jara, y seis años después de la aprobación del proyecto de ejecución y de la obtención de la licencia de obras, Hansa Urbana promovió el contencioso administrativo 93/2013 contra el Ayuntamiento de Cartagena pretextando no conocer la existencia de ningún expediente sancionador sobre su supuesto incumplimiento en San Ginés, ni haber recibido ninguna orden concluyente y fundada por parte del Ayuntamiento de Cartagena para efectuar el proyecto de restauración que la empresa considera supeditada al proceso de urbanización de la promoción “Novo Cartago”. (Anexo 11)

 

Adjuntamos a este informe la respuesta al contencioso de Hansa del Ayuntamiento de Cartagena (Anexo 12) ,

 

La demanda de Hansa contra el Ayuntamiento de Cartagena incluye también un informe pericial del Colegio de Arquitectos de la Región de Murcia, que por cierto es organismo consultivo de la administración regional en materia de patrimonio histórico, cuyo firmante y perito es sorprendentemente el mismo arquitecto autor del proyecto de restauración de San Ginés de la Jara de Hansa Urbana S.A. y por lo tanto alguien vinculado contractualmente a la empresa demandante. Este perito afirma paradójicamente en la página 3 “que no tiene interés directo en el tema” y en la página 39 reconoce ser autor del proyecto de restauración de San Ginés de la Jara presentado como propio por la Empresa Hansa Urbana,. Proyecto que es el autorizado por la Dirección General de Bienes culturales para su ejecución y que ya tendría que haber sido ejecutado.

 

Adjuntamos dicho informe como anexo 14.

 

En su informe referido al procedimiento ordinario 093/2013 el Sr. Sánchez Medrano aclara que el proyecto de restauración que él redactó, restituye el edificio a su situación de 1930, anterior a las últimas actuaciones que desconfiguraban la arquitectura original, demoliendo precisamente las partes que los técnicos municipales estiman ahora que se encuentran en peor estado. Por lo tanto, el Sr. Sánchez Medrano informa (como perito supuestamente imparcial) que es contradictoria la orden de ejecución de obras urgentes ordenada por el ayuntamiento de Cartagena el 16 de febrero de 2012 (UBMA2012/000012) con el proyecto de restauración que él mismo redactó (como autor), ya que en este proyecto esas partes se demuelen.

 

En este procedimiento no esta personada la Dirección General de Bienes culturales que en nuestra opinión es parte interesada por dirimirse el futuro de un Bien de Interés cultural.

 

14º Con fecha 24 de junio de 2013 ADEPA se personó en el contencioso 93/2013 entre HANSA S.A. y el AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA, no habiendo intervenido en el mismo hasta ahora por entender que el objeto del mismo no es la protección del BIC sino el conflicto mercantil entre Hansa y el Ayuntamiento de Cartagena, derivado del Convenio urbanístico firmado entre ambos en 2006. Conflicto que excede del objeto social de ADEPA y de su único y legitimo interés en el tema: que es la conservación del BIC San Ginés de la Jara.

 

15º Posteriormente el Tribunal Superior de Justicia de Murcia tramitó las diligencias previas nº 0002/2013 sobre prevaricación administrativa que afectan de momento y por tiempo imprevisible a la Modificación nº 113 del PGMO de Cartagena en San Ginés de La Jara, y por tanto al Monasterio del mismo nombre.

 

No nos consta tampoco que esa Dirección General se haya personado en dichas diligencias que afectan al BIC San Ginés de la Jara.

 

16º Recientemente, los pasados días 19 y 20 de mayo de 2013, el periódico La Verdad en su edición de Cartagena informó sobre el contencioso 93/2013 de Hansa y el Ayuntamiento de Cartagena y desveló la actitud de la empresa de no iniciar la restauración hasta que no se iniciara el desarrollo del proyecto Novo Cartago y reveló significativamente que el Ayuntamiento de Cartagena, que se expresó en la prensa a través de distintos funcionarios y políticos, asumía también dicha tesis. (Anexo 15)

 

17º El día 27 de mayo de 2014 ADEPA hizo pública una carta abierta a la Alcaldesa de Cartagena instándole a la restauración de San Ginés de la Jara (Anexo 16)

 

18º El 30 de mayo de 2014 ADEPA instó nuevamente al Ayuntamiento de Cartagena a realizar la ejecución subsidiaria a la que se había comprometido la Junta de Gobierno local el 27 de abril de 2012 en el caso de que el requerimiento del Ayuntamiento no fuera atendido o fuera ejecutado a un ritmo tan lento que no asegurara la evitación de la ruina del monasterio. (Anexo 17)

 

De la lentitud de las obras da cuenta lo ejecutado hasta el momento que es muy escaso y en una zona secundaria del monumento y que el equipo humano apenas lo constituyen un par de operarios.

 

De la mala voluntad de la empresa para ejecutar las obras creemos que da cuenta la interposición del recurso contencioso administrativo que en nuestra opinión intenta entorpecer la reacción administrativa del Ayuntamiento.

 

18º Hemos de señalar que el proyecto de Hansa Urbana en los términos en los que fue aprobado por la Dirección General de Cultura afecta única y exclusivamente al edificio del monasterio de San Ginés de la Jara y no al recinto y jardín histórico que lo circunda, que está comprendido en el entorno del BIC.

 

Sin embargo, en el apartado 3 de la resolución de concesión de licencia de obras (de 4 de abril 2007) se hablaba de una segunda parte del proyecto que afectaría a las casas de los labradores, hospedería, huerto, garitas, alberca, cerca o muro defensivo, que serían objeto de una posterior actuación. Nada de esto se ha desarrollado hasta el momento que sepamos

 

19ª También recordamos que las Ermitas del Monte Miral que se encuentran al otro lado de la autopista forman parte del entorno del BIC de San Ginés de la Jara. Las Ermitas pertenecen a otro propietario al que ninguna administración ha recordado, que sepamos, hasta ahora el cumplimiento del deber de conservación como sería pertinente. El desinterés por paralizar el deterioro de las Ermitas es tan notorio que tenemos noticias de que el propietario ha despreciado la ayuda que le ofrecía una asociación ciudadana para recuperarlas por medio de voluntariado. (Anexo 18)

 

20º. El estado de ruina del BIC “San Ginés de la Jara” sigue siendo veinticuatro años mas tarde un verdadero escandalo público que le hace seguir figurando en la lista roja del Patrimonio Histórico español amenazado que elabora la asociación nacional Hispania Nostra. ( http://www.hispanianostra.org/listaroja/Monasterio_San_Gines_de_la_Jara)

 

Los hechos reseñados nos permiten concluir que en los ocho años transcurridos desde que se pusiera en marcha el “Proyecto Novo Cartago” a cuya suerte se había ligado últimamente la recuperación del Monasterio de San Ginés de la Jara (Del edificio al menos), no se han puesto en marcha actuaciones determinantes de carácter administrativo por parte del Ayuntamiento de Cartagena, que es el nuevo propietario del edificio y principal responsable de su estado, para evitar el deterioro del mismo, ni de carácter subsidiario, lo cual expresa una inactividad que podría ser lesiva para el monumento e implicar responsabilidades de otro orden, administrativas o penales para el propio Ayuntamiento por inacción, independiente de otras responsabilidades administrativas y/o penales que pudieran existir como consecuencia de haber inscrito como propiedad pública un bien con importantes cargas.

 

Tampoco han sido decisivas hasta ahora las actuaciones iniciadas por esa Dirección General, que es el máximo organismo competente en la Administración regional en materia de patrimonio histórico, para atajar el expolio de San Ginés de la Jara

 

Las medidas tomadas hasta ahora por el Ayuntamiento de Cartagena para evitar la ruina del BIC han sido contradictorias en ocasiones y exclusivamente de carácter urbanístico; y vinculadas a procedimientos ajenos a la protección del patrimonio histórico. Por añadidura, esas “medidas” se encuentran paralizadas por los procedimientos judiciales por las vías penal y contencioso-administrativa que afectan al Proyecto Novo Cartago y al monasterio de San Ginés. Procedimientos que son de incierta e imprevisible resolución en cuanto al tiempo y al resultado de los mismos.

 

Nuestras organizaciones consideran por otra parte que tanto el Ayuntamiento de Cartagena como la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia deberían de iniciar los trámites para la anulación de la recalificación de suelos en San Ginés de La Jara, dado su elevado impacto ambiental y paisajístico en el entorno del Mar Menor, así como en el patrimonio histórico, teniendo en cuenta las consecuencias económicas y sociales producidas en los últimos años por la grave crisis del sector inmobiliario, con efectos catastróficos sobre la entidad bancaria que impulsaba el proyecto de Novo Carthago (CAM como socio y financiadora de HANSA), e independiente de la forma en que se resuelva el procedimiento judicial sobre prevaricación administrativa tramitado por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia.

 

Por otra parte consideramos que la protección del BIC “Monasterio San Ginés de la Jara” en su conjunto y la restauración del Monasterio, del Jardín y de las ermitas puede seguir su curso apoyándose en la legislación de patrimonio y con independencia de los compromisos urbanísticos y contractuales de las partes implicadas, a cuya resolución no puede esperar en modo alguno el BIC que lleva muchos años en estado de abandono.

 

Por todo ello solicitamos a esa Dirección General de Bienes Culturales que en virtud de las competencias que le otorga la Ley 4/2007 de patrimonio histórico de la Región de Murcia y de lo previsto en los artículos 71 a 76 instruya un expediente sancionador por incumplimiento del deber de conservación del BIC “San Ginés de la Jara” en su conjunto (Edificio, jardín y ermitas) en el que se establezca claramente los siguientes aspectos:

 

  1. a)el grado de deterioro actual del BIC y las razones del mismo;
  2. b)las necesidades de intervención en el BIC en todos sus aspectos: arqueológicos, edificatorios, paisaje natural y cultural etc.;
  3. c)la idoneidad y eficacia de las medidas que se han tomado hasta el momento para paralizar la ruina del BIC por parte de las distintas administraciones implicadas;
  4. d)la responsabilidad de los propietarios de las distintas partes del BIC en el avanzado estado de deterioro del mismo;

 

Si de todo eso se dedujeran responsabilidades entendemos que se deberían calificar las infracciones cometidas según lo previsto en la ley 4/2007 e imponer las correspondientes sanciones según lo previsto en el articulo 78 de la ley 4/2007.

 

Todo ello sin menoscabo de las medidas cautelares que la ley prevé en su articulo 80 y que tiene atribuidas esa Dirección General con el fin de preservar ante todo los bienes afectados y para evitar el expolio del “BIC San Ginés de la Jara“.

 

Dichas medidas cautelares deberían incluir una intervención de urgencia inmediata en el Monasterio, en el jardín y en las ermitas a cargo de la Dirección General de Bienes culturales de la Región de Murcia, independientemente de las reclamaciones que se hagan a los verdaderos y últimos responsables de la situación actual del BIC, como ya se hizo una vez en 1994.

 

Los veinticuatro años transcurridos son ya demasiados para el BIC “San Ginés de la Jara” pero además es imprevisible cuantos años más transcurrirán hasta que se resuelvan los contenciosos pendientes.

 

 

 

 

Fdo.

 

 

 

 

 

 

Juan-Miguel Margalef Martínez                                       Pedro García Moreno

Presidente de ADEPA                                            Director de ANSE



[1]