Google +

Respuesta de la DGC a la peticion de expediente sancionador de San Ginés de la Jara

Ratio:  / 0
MaloBueno 

2014_julio_23_resp_dgc.pdf

ACLARACIóN DE ADEPA

En el primer párrafo de la respuesta de la DGBC se nos remite a la personación en un expediente, el 171/2012, que para nada se corresponde con la solicitud de apertura de expediente sancionador que  formuló ADEPA en Junio de 2014; y que tampoco tiene el objeto que erronea e incomprensiblemente le atribuye la propia directora general de Bienes culturales en el mismo escrito: "a los efectos de realizar un seguimiento de las actuaciones necesarias para la conservación y mantenimiento del citado BIen cultural".

Como puede comprobarse en el enlace adjunto (pdf2012_junio_171_2012.pdf) el expediente 171/2012 se abre para responder a la solicitud de silencio presunto de una ciudadana que había solicitado anteriormente una actuación de la Dirección General que no correspondía a las competencias de dicha dirección general y que, en consecuencia, la Dirección General desestima. Sin duda alguna la Dirección General de Bienes culturales puede archivar las solicitudes que reciba en el expediente que desee pero dificlmente puede entenderse que el objeto del expediente 171/2012 puede coincidir, ni de lejos, con el que solicitabamos en nuestro escrito de junio de 2014: un expediente sancionador por la totalidad del BIC.

Queremos pensar que se trata de un error involuntario de redacción porque, de querer remitirnos realmente a un expediente previo, la Directora General podria haber escogido el 13141/2011 en el cual D. Francisco Gracia, anterior director general de Bienes culturales, requirió formalmente al ayuntamiento de Cartagena el cumplimiento de sus deberes de propietario en el BIC San Ginés de la Jara, a instancias de ADEPA,que anteriormente lo habia reclamado directamente al Ayuntamiento de Cartagena y comunicado a la Dirección General. Aunque tambien este expediente, que se dejó decaer sin efecto, sólo se refería al Monasterio y no a las ermitas del Monte Miral.

Cartagena, 22 de septiembre de 2014